12 DE SEPTIEMBRE DE 2004

El pasado 12 de Septiembre, Raid Aventura 4x4 organizaba la 5ª edición del “ESPECIAL CHICAS”, evento en el que se busca el protagonismo femenino en el mundo del 4x4, combinado con diversión, alegría y un buen día en el campo.

En esta ocasión se contaba con una promoción especial de Toyota Kobe Motor, que pagaba la mitad de la inscripción a todos los que tuviesen un Toyota 4x4, y la inscripción completa a quien, además, fuese socio del Club Toyota Kobe 4x4.

En esta ocasión se decidió continuar con el tipo de actividades que ya se hicieron el año pasado (ruta 4x4 y gymkhana), y que tanto gustó a las participantes, y tan bien se lo pasaron participantes y acompañantes.

Nos dimos cita todos en el circuito permanente de Ocaña. Poco a poco fueron llegando las participantes con sus acompañantes y animadores, y en esto llegan dos personas de la organización de Raid Aventura 4x4, Luiti y Jesús, perfectamente disfrazados de chica, ya que “ellas” querían participar a toda costa, y la única forma de hacerlo era “ser mujer”, aunque fuese por un rato.
 
Cuando ya estaban todas las participantes, Inma hizo el briefing, y comenzó la ruta, en la que tenían que llevar unos globos atados a los espejos retrovisores y contestar a ciertas preguntas que se formulaban en el rutómetro. En el punto de encuentro, se daba a cada coche un huevo, para que lo pusieran por fuera (cada una se las ingeniaba como podía) y pudiese llegar al circuito sin romperse.

En la ruta se permitía que los copilotos fuesen “ellos”, y aquí se ponía a prueba su capacidad como copilotos, que tan poco acostumbrados están, ya que habitualmente las copis son ellas. De echo la segunda parte de la ruta fue un poco desastre, ya que muchos se perdieron y llegaban al circuito con cierto retraso.

A la llegada al circuito, se contabilizaban los globos y los huevos “vivos”, así como las respuestas a las preguntas, y según los puntos que los equipos iban obteniendo, se les daba pelotas de plástico, que luego usarían en el último juego.

Mientras tanto se iba dando a las chicas unas pistas para que encontrasen el tesoro.
 
Un vez en el circuito, comenzaba la gymkhana, y lo hacía con una primera prueba en la que tenían que conducir el 4x4 por un circuito revirado, con ayuda de una copiloto (ya no se admitía que fuesen “ellos”). Durante el recorrido, tenía que parar y la piloto tenía que realizar alguna prueba adicional, como coger uvas, con la boca, de un barreño con agua, o batear una pelota o andar con los ojos vendados llevando un vaso de agua y una cuchara con una pera. Todo esto puntuaba y los puntos se convertían en pelotas de plástico.
Después de una pequeña parada para comer, la prueba de puntería. Las participantes tenían que disparar con una pistola de aire comprimido a unas latas de refrescos vacías, y, a más latas tiradas, más pelotas de plástico.

Mientras tanto seguía la búsqueda del tesoro, y los equipos buscando por el circuito, hilando las pistas que se habían ido ganando hasta ahora, y entonces ……, alguien encontró el tesoro: un precioso cofre de madera, y dos colgantes, gentileza de Autentikka.

La penúltima prueba consistía en pasar con el coche por la zanja inclinada lateralmente, mientras que la copiloto tenía que “encestar” una pelotas en unas pilas de ruedas. Aquí también, a más encestes, más pelotitas de plástico.
Por último, la prueba reina o “cestomóvil”. Cada chica conducía su coche entre unos conos, mientras que el resto intentaban encestar sus pelotitas de plástico en una caja que se ponía en el techo del coche. Quien conduje al coche, intentaba ir lo más rápido posible para que las otras no tuviesen tiempo de encestar, pero se encontraba con los conos, que le impedían ir a la velocidad que la conductora deseaba, mientras tanto, entre las que tiraban las pelotas, quienes hubiesen acumulado más pelotitas en todas las pruebas, tenían más posibilidades de encestar. Cuando un coche terminada los conos, su conductora pasaba a encestar y entonces otra participante conducía su coche, y así hasta que todas completaban el ciclo.  Al final las tres que más habían encestado se llevaron unos regalos, gentileza de Ventisca.

Las 3 ganadoras en el cestomóvil

Otra vez más, diversión, buen ánimo, espíritu competitivo, ambiente de equipo, en fin un día genial, en donde además el tiempo acompañó con sol y muy buena temperatura. 


Inicio Portada Rutas Escuela TT Fotos Contactar
Anterior El Circuito Eventos Enlaces Conpetición Desierto Ninos